viernes, 7 de agosto de 2015

Hoy leemos: La princesa rebelde

El motivo principal que me mueve a la hora de leer y de compartir lecturas con mi peque, sin lugar a dudas, es disfrutar: de la lectura, de las historias, de los momentos compartidos, de ese antes y después de... Cierto es que en muchas ocasiones podemos sacar conclusiones y enseñanzas de los cuentos, pero no es mi motivo principal (excepto cuando busco algo muy en concreto, como me pasó con "La cosa que más duele el mundo"). Así que, cuando se aúna en una lectura la calidad, la diversión, el goce para la vista de unas bellas ilustraciones y la enseñanza, podemos hablar de un álbum ilustrado absolutamente redondo. Es mi punto de vista con respecto a "La princesa rebelde".


Susana es una princesa que sabe todo lo que hay que saber sobre las princesas, cabello, vestidos..., príncipes azules... y de hecho está ya algo desesperada a la espera de la llegada de un príncipe que la saque de su castillo, porque ella lo que quiere es vivir aventuras... A ver, un momento, un momento... ¿aventuras?... pues va a ser que sabe mucho sobre princesas, pero también tiene "algo distinto a lo que se espera de ellas". El príncipe llegará, se enamorarán (no olvidemos que se trata de un "cuento de hadas") y la llevará en su corcel a su castillo. Pero allí se encontrará con que todo está preparado para ella y que ¡nada ha cambiado!, porque se supone ¡que debe seguir allí encerrada!, con su cabello, sus vestidos, sus... ¡¡¡Hasta aquí hemos llegado!!!, pero si ella lo que quiere son aventuras, montar a caballo, cazar dragones... Nada de eso, el príncipe será el que cace a un dragón que le lleva de cabeza y ella deberá cumplir siendo una princesa del tipo que se espera. Ah, nada de eso, no está dispuesta..., que sea una princesa no quiere decir que sea un adorno y que no tenga personalidad, sueños, anhelos. Susana buscará un aliado que también está un poco harto de ser siempre el malo de la película y de que le persigan príncipes azules. Así surgirá una amistad sorprendente y enriquecedora, que dará libertad a ambos "cautivos" mostrándose y comportándose tal y como son, sin ser juzgados por ello.

El álbum trata a las mil maravillas la temática de la igualdad de género, pero con una vuelta de tuerca terriblemente divertida, con lo que el éxito de la lectura está asegurado. Las ilustraciones le dan esa fuerza y carácter que la historia necesita, por lo que hacen una comunión perfecta. Y además, la historia está rimada, algo que sin lugar a dudas le da una vida y un ritmo que en casa siempre nos engancha.

Tomo muy buena nota de su autora Anna Kemp, para leer todo lo que caiga en nuestras manos. En cuanto a la ilustradora Sara Ogilvie también ha trabajado codo con codo en otros álbumes junto con la autora. Lo encontraréis publicado por Editorial Blume, añadiendo que la misma se preocupa de preservar el medio ambiente, reciclando y reutilizando y usando papel de bosques gestionados de manera responsable.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por pasarte!. ¡Gracias por tus palabras! :).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...