viernes, 14 de agosto de 2015

Hoy leemos: La jirafa que no llegaba al suelo

Hoy quiero hablaros de un álbum ilustrado del que me ha sido difícil encontrar alguna reseña, por lo que algo me hace pensar que pueda pasar o haber pasado a la lista de "descatalogados"..., cada vez que ocurre esto, me entra un gran desasosiego, porque no es la primera vez que busco y rebusco y obtengo esta respuesta: "descatalogado". Menos mal que tenemos grandes tesoros que son las Bibliotecas, que guardan valiosas joyas de todo tipo, como la historia de esta jirafa y de un niño.

Cada vez que vamos a la Biblioteca, echo una ojeada a las novedades, pero acto seguido me coloco delante de las estanterías, me siento en una de las sillas (dada la altura a la que se encuentran los libros en la sección infantil) y me entretengo pasando uno a uno los libros leyendo su título, observando su portada, autor, ilustrador, editorial... siempre en función de cómo hayan sido maquetados y cómo atrapen estos datos al observador. Ojeo, selecciono, leo... disfruto de estos momentos y siempre encuentro yojitas para llevar a casa.



La jirafa que no llegaba al suelo se trata de una tierna historia de Jesús Ballaz, magnificamente ilustrada por otro Jesús, en este caso, Jesús Gabán y que fue Premio Nacional de Ilustración. Fue publicada por Ediciones Júcar en 1990.

Un niño y una jirafa de la sabana africana entablan una curiosa amistad, llena de sentimientos, diversión y respeto. El animal es enorme en comparación con el niño que pensará en la forma de poder alcanzar su cabeza para poder mirarle directamente a los ojos, así también poder hablarle sin gritar y con la seguridad de que ésta le oiga. En paralelo, la jirafas poco a poco verán cómo van desapareciendo sus espacios y esto mermará también, como es normal, el número de sus ejemplares. El final de la historia muestra la gran química que se estableció entre ambos, pero también nos enseña el resultado de la mano del hombre sobre la naturaleza y los seres vivos. Así que me dejó con una sensación agridulce, pero considero que es un álbum que muestra la importancia de cuidar de nuestro planeta y del respeto hacia todos los seres que lo habitan, al igual que La niña de los gorriones del que también os hablé.

Recuerdo el día en que me encontré "frente a frente" con una jirafa... muchas veces había visto a las mismas en libros, en documentales, pero ahora, tenía a varias de ellas tras un camión del Safari Aitana. Uno de los guías y cuidadores nos dejó una cajas llenas trozos de barras de pan para que pudiéramos ofrecérselos. Mis ojos quedaron atrapados ante estos extraordinarios animales, enormes, llenos de gracia, elegancia, belleza y que recogían con sumo cuidado los trozos que les mostrábamos haciendo uso de una larga y carnosa lengua negra... sus movimientos me hipnotizaron y aún hoy recuerdo, como si fuera ayer, aquella majestuosidad sin comparación. Tal vez por ello, aún me llegó más la historia de esta joya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por pasarte!. ¡Gracias por tus palabras! :).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...