viernes, 15 de agosto de 2014

¿Dónde buscas?

Aquí vengo con un #ViernesdeReflexión más a pesar del calor. Recuerdo que el año pasado hice una pausa en Agosto, pero este año, me dije, que mejor continuaba para que después no costara de nuevo arrancar, así que, deshaciéndonos por estos lares, vamos a reflexionar:


El buda de la divinidad


"Buscar a Dios es como andar 
buscando un buey mientras se 
cabalga en el mismo buey".

Hermann Hesse, autor de novelas inspiradoras como Demian o Siddhartha, advierte que "la divinidad está en cada uno, no en conceptos o en libros". Del mismo modo, los maestros de zen parten de la base que cada ser humano está ya iluminado, lo único que deben hacer es "recordar" -a la manera de Platón- que una vez formaron un todo con el cosmos.

Independientemente del sentido que queramos atribuir a conceptos como "Dios" o "Divinidad", está claro que formamos parte de ese todo superior. No es casualidad que la palabra "religión" derive del verbo "religar", es decir, volver a unir algo que ya formaba parte de una unidad.

La meditación, en sus muchas formas, apunta precisamente a romper el cascarón del "yo" y experimentar el sentimiento de pertenencia al cosmos. El meditador avanzado se funde con su entorno, deja de verse como un ente separado de lo que le rodea, lo cual le proporciona un sentimiento de descanso, armonía y profundidad.

Imagen de la página Helium24


Meditación activa

La meditación no implica, necesariamente, estar sentado en silencio en posición de loto. También se pude meditar mientras realizamos una actividad mecánica: fregar platos, recoger las hojas del jardín, correr en un circuito... Lo importante es lograr que ningún pensamiento interfiera en nuestra actividad, fluir con aquello que estemos haciendo, por poco importante que parezca.

Ya sabéis que el budismo siempre enfatiza la búsqueda interior... ¿por algo será?. No recordaba el significado de la palabra "religión", esto todavía tiene más peso. Y mi pregunta es, ¿se olvidó en algún momento el hombre de sus distintos cuerpos, dejando de lado el espiritual en occidente?, o tal vez ¿más bien fue algún tipo de estrategia para una sociedad más consumista y que beneficiara a los pocos que tienen el poder económico?... Ahí lo dejo...

¡Feliz Fin de Semana!.


Nota: Capítulo sacado del libro "99 maneras de ser FELIZ y 99 recetas budistas para vivir con plenitud" de Gottfried Kerstin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por pasarte!. ¡Gracias por tus palabras! :).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...