viernes, 4 de septiembre de 2015

Hoy leemos: Vivo en una casa malva

Quien pase por este blog con más o menos asiduidad y lea mis reseñas ya se habrá dado cuenta de que reseño cuentos divertidos, que dan mucho juego, y también los que nos llegan muy adentro, transmitiendo y tocando la fibra sensible. Disfruto de todos y cada uno de los cuentos que entran en nuestra casa y todos nos son valiosos, pero unos nos transmiten más que otros, por unos motivo u otros.


En este caso os hablo de "Vivo en una casa malva", uno de esas historias con mucho trasfondo. La primera imagen en la historia que recrea este álbum ilustrado es una fachada de una vivienda, con una venta en la que se ven apoyadas dos manitas infantiles.. en la segunda ilustración vemos de cerca esa ventana y también la cara de niño. La ventana le deja ver más allá pero también le separa del mundo exterior. A continuación nos va contando que también tiene una pared, que le separa del resto sin que nadie pueda mirar cómo está; un techo que le protege del agua, del granizo... que oye en el techo, pero no llega a él, como antes, cuando oía ruido y alguien podía llegar a tocarle... Ahora también tiene una cama, donde duerme seguro y calentito, casi casi, como un tierno y amoroso abrazo. El niño tiene la opción de atravesar la puerta que le separa de todo y que antes le daba miedo atravesar, pero ahora, se siente más seguro, sabiendo lo que tiene y lo que le protege y que va a seguir ahí, se atreve con el tiempo a cruzar... Al lado de su puerta, a lo largo de los pasillos, hay otras puertas... y tras ellas, otros niños y otras historias...

Es una historia para niños mayores, aunque los pequeños simplemente podrán disfrutar de las preciosas ilustraciones a acuarela y dejarse llevar por la imaginación y contemplar su mundo como lo hace él. Pero se adivina tras todo ello una historia dura, muy dura, aterradora, de la que algunas mujeres no salen vivas... hablo de la violencia de género. Un álbum ilustrado para contar como recurso educativo para la igualdad y la prevención de la violencia de género.

"La llamada "Casa Malva" por el color de sus paredes, es un edificio levantado en Gijón para servir de refugio a las mujeres que fueron víctimas de maltrato, así como a sus hijos e hijas. La vida de estos últimos y la importancia que tiene para la infancia la presencia de un hogar de referencia es el motor de esta historia".

Podéis encontrarlo de la mano de Pintar-Pintar Editorial y está escrito por Iris Díaz Trancho e ilustrado por Feliciano García Zecchin.

Por último citar también las dedicatorias de ambos autores ya que me han conmovido mucho:

"Para tí esta ventana, Julia"
Iris Díaz Trancho

"A mis amigos, 
los enemigos de la violencia"
Feliciano García Zencchin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por pasarte!. ¡Gracias por tus palabras! :).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...