viernes, 5 de diciembre de 2014

Hoy leemos: Un beso antes de desayunar

Amor a primera vista fue lo que sentí ante este álbum ilustrado de Raquel Díaz Reguera, editado por Lóguez Ediciones. Si no recuerdo mal, me lo recomendó una librera y estuve buscándolo hace ya año y medio. Era uno de los títulos de una larga lista. Me procuré títulos para buscar en bibliotecas y leer a solas, con el fin de conocerlos y, a partir de ahí, seleccionar un par para el cuarto cumpleaños de Cucolinet...

Coincidencias de la vida, habíamos leído libros sobre la amorosa figura del padre, pero no había caído en mis manos ninguno sobre la amorosa figura de la madre... Cosa rara, rara, rara, pero así era...

Y de pronto, llego Raquel a robarme el corazón por completo...


Estuve buscándolo por todas partes, pero se me echó el tiempo encima y no hubo forma de localizarlo, ni de pedirlo y que llegara a tiempo... es lo que tiene que el cumple de tu peque caiga en agosto... Así que, muy a mi pesar, quedó pendiente, aunque debo decir que encontré otros que me hicieron muy feliz al pasar a formar parte de la pequeña biblioteca infantil. Aún así, ahí quedó la espinita que hizo que continuara su búsqueda en otro momento.

Pasó algo menos de un año y me preparé, tenía que encontrarlo para su quinto cumpleaños y cuando casi pensaba que tampoco podría ser, finalmente llegó la sorpresa, ¡por fin lo tuve en mis manos!.

Este álbum ilustrado te transportará con una historia vibrante de color y de emociones, te sentirás feliz, justo lo mismo que ocurre en sus páginas.

Porque la mamá de Violeta todas las mañanas antes de irse a trabajar, deja un beso en la almohada de la niña. Ese beso de amor de madre sin límites, sin fronteras, sin condiciones... Pero esa mañana el beso es tan fuerte y tan juguetón que salta de la mejilla a la nariz, a su cuello y travieso, la besuquea por todas partes hasta que de pronto, sale volando por la ventana. 

Ese beso travieso hará que todo el vecindario se transforme ese día, porque un amor tan grande, lo puede todo, y un beso tan mágico llena de versos las cartas, transforma los colores de las aves, hace reverdecer y florecer los árboles. Las consecuencias son grandiosas y las personas cambiarán totalmente su actitud teniendo el día más feliz de su vida.

Así esta mágica historia nos enseña que el amor es lo más maravilloso y mágico de este mundo, que el tiempo con los hijos es vital y que debe ser de calidad, dándoles todo el amor que les corresponde y que a veces nos desborda el corazón.


Nota.- No quiero irme sin recordaros algunos de los cuentos que habían pasado por casa y que hablaban sobre los papás, así que, ahí van:

¡¡¡Papááá...!!!, de Carles Cano (también escribió ¡¡¡Mamááá...!!!, pero no ha habido forma de echarle el ojo encima... de momento).

* Yo mataré monstruos por tí, de Santi Balmes.


Y no olvidéis esos Besos a vuestros hijos antes de desayunar, almorzar, comer, merendar y cenar y en cualquier momento del día... aprovechemos mientras aún nos dejen ;^).



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por pasarte!. ¡Gracias por tus palabras! :).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...