viernes, 2 de agosto de 2013

Me gusta, NO me gusta, Me GustAAAAAAA

Entre el primer "me gusta" y el último han transcurrido algo así como unos 2 años (que se dice pronto). Mes arriba, mes abajo, han sido 24 meses, 104 semanas, 730 días y 17.520 horas... ¡¡¡madre del amor hermoso!!!.

¿Y qué es lo que ha sido objeto de estos cambios en nuestro Cucolinet?, pues ni más ni menos que una fruta que me pedía todos y cada uno de los días mientras desayunábamos... a saber...


Como cada día, me pedía un pedazo en el desayuno y cuando una mañana lo estaba cortando como siempre para prepararlo, de pronto me arrugó la cara y me dijo:

- No quiero, agg, no me gusta.

Los ojos me hicieron chiribitas, claro, pero bueno, simplemente no le apetecería y ya está. 

Pero así pasaron los días y las semanas y los meses... claro está, tras unos días, ya nunca le pregunté si quería, ya nunca le volví a ofrecer.

Y hace unas semanas, de pronto, preguntándole qué quería de merienda...

- ¿Qué vas a querer de merendar".
- Mmmmm.... Kiwi!!!.
.....
O_O
- ¿¿¿QUÉ???.
- Kiwi mamá, ya te lo he dicho.
.....
O_O
- Pero... ¿tú sabes lo que es el kiwi?.
- Claro mamá.
- A ver, ¿cómo es?.
- Pues es verde por dentro mamá (sus gestos y expresiones dignas de ver, molesto y sorprendido de que su madre fuera tan sumamente ignorante y le estuviera haciendo todas esas preguntas... ¿es que no se enteraba de nada o qué?).
- Espera, a ver si es que crees que es otra cosa... (me marcho a la cocina y vuelvo con un kiwi en la mano). Mira, esto es un kiwi.
- Claro, pues eso mamá (algo ya desesperado y haciendo aspavientos con las manos).
- Pero si dices que no te gusta.....
- Claro que me gusta mamá.
.....
O_O
- ¿Entonces quieres un kiwi?.
- Siiiiiii, ya te lo he dicho.
Total, que con los ojos a cuadros me voy a la cocina, pelo el kiwi, lo parto y lo traigo en un plato. Se lo dejo y quedo a la espera de sus aaaggggg, que siempre hacía en los días siguientes a decir que no le gustaba... y al momento se produce la expresión de mi pequeño terremoto.
- Mmmmmmm está delicioooooooso mamá, me encantaaaaaaaa.
........
O_O
- Increíble... dos años han pasado como mínimo diciendo que no te gustaba y poniendo cara de asco, jajajaja, me parto.
- Mamáaaaaaaaa.... (con deje ya cansino), pero es que ahora SI Me GustAAAAAAAA.
- Aaahhhhhh, vale
- Mamá, ya me lo he acabado, deliciooooso. Quiero otro kiwi.
- Anda, vamos a por unas galletas que con un kiwi ya vas bien, no sea que vayas a acabar con diarrea, jajajajaja.
- Bueno mamá, está bien, pues me como dos galletas y mañana me como otro kiwi.
- Vaaaaaale =^D.

¿Estará ya fijado este gusto en su personita?... o ¿seguirá evolucionando esta fruta en su predilecciones y volverá a ser archi rechazada?.... Sólo el tiempo lo dirá X^D.

13 comentarios:

  1. Yo desayuno un kiwi cada mañana y Peque también ha pasado por diversas fases de amor-odio, jajajaja!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estamos las dos igual con los desayunos y con los peques en sus fases de amor-odio, jajaja, me parto.

      Besotes!!!.

      Eliminar
  2. ¡Jajaja! Qué curioso. ¿Y sólo le ha pasado eso con el kiwi?...
    Un besito y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te diría que ha pasado con alguna cosa más, pero vamos, en alguna ocasión ha dicho que no le gusta y ha sido por poco tiempo, pero como con el kiwi, nunca XDDD.

      Besotes!!!.

      Eliminar
  3. uyyyyyyy sí, cómo me suena!!! Nos pasa constantemente!
    Aunque con el kiwi no nos ha pasado, a ninguna de las dos les ha gustado nunca :S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que creo que el kiwi es una fruta que te gusta o no te gusta, pero lo de gustarle a rabiar y después no poder ni verlo, me dejó estupefacta, jajaja.

      Besotes!!!.

      Eliminar
  4. Nosotros también pasamos por esos cambios del amor al odio, jeje, pero no sólo con una cosa, últimamente con bastantes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que llegan unas edades es que comienzan a ser tan "selectivos" con la comida que se gustos se reducen a una nimiedad... y claro, una ya no sabe qué hacer de comer :-/.

      Besotes!!!.

      Eliminar
  5. ahhhh ¡¡comó me suenas esos cambios!! desde luego, imagino la cara de Javier ¿pero tu no serás tonta, no mamá? jajajaja
    Ese vaaaaaleeee, es tan, tan tuyo...me encata, parece que estás a mi ladito
    Muaccccc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si justo Carmen, esa cara, jajaja, y yo que no sabía y a la vez me partía de la risa con sus caras y gestos... si es que son de lo que no hay!!! X^D. Es curioso como palabras o frases nos recuerdan e identifican a una persona... ya me gustaría estar a tu ladito, ya <3.

      Muchísimos Besotes!!!.

      Eliminar
  6. Qué gracioso!!! Adorable! Y con qué naturalidad admiten el cambio de gustos... ya nos podría pasar a nosotros los adultos jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, a nosotras nos vuelven locas, pero para ellos es de lo más natural, jajaja.

      Besotes!!!.

      Eliminar

¡Gracias por pasarte!. ¡Gracias por tus palabras! :).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...