martes, 15 de febrero de 2011

Mamá, enséñame el mundo de tu mano






No lleves a tu bebé cara al mundo, enséñaselo de tu mano.

Los fines de semana, cuando puedo pasear con mi familia, me encuentro en alguna ocasión con otras familias que llevan a sus bebés con algún portabebés; la inicial alegría de ver esto, se trastoca rapidamente cuando veo a los niños que van mirando cara al mundo. Esoy segura de que los padres no saben los riesgos de esta postura, puesto que si estuvieran al tanto, no lo harían.


De la misma forma, aunque parezca que puede así "ver más mundo" y divertirse, puesto que todo el mundo dice, "que van encantados", puede sobre estimularse y estresarse. Traslademos esto a un bebé que va en la sillita de paseo.... hasta que no tiene por lo menos 6 meses o más, se le lleva en la sillita "mirando a mamá", así no pierde nuestro contacto y siempre tiene nuestra referencia. Incluso cuando es más mayor y cambiamos la dirección de la silla hacia adelante, en el momento en que algo le asusta, ante un desconocido, un ruido fuerte, etc. se volverá buscando nuestra protección y ayuda y nosotros iremos prontamente a su lado para tranquilizarle y protegerle. Ahora, si pensamos en la misma situación cuando va en la mochila portabebés mirando al mundo, veremos que si se asusta, no puede girarse buscando nuestra protección, no ve nuestro gesto para saber si ese "desconocido" lo es tanto o no, no ve nuestra sonrisa indicándole que no pasa nada.


Los bebés nacen con la columna vertebral todavía inmadura; ésta tiene forma de "C" y conforme vayan creciendo, irá evolucionando poco a poco hasta adquitir la forma de "S" de la edad adulta. Si pensamos detenidamente en esto, nos daremos cuenta de que cuando les llevamos cara al mundo, estamos forzando su columna todavía en desarrollo, hiperextendiéndola hacia atrás, puesto que les obligamos no solamente a ir rectos, sinó a adquirir la curva de nuestro cuerpo. El bebé tiende a contrarrestar esto y tira hacia adelante en ocasiones, con lo que desplaza su centro de gravedad más lejos del porteador y éste nota que su espalda y sus hombros se van cargando. De la misma forma, si nos fijamos por ejemplo en la foto, vemos que el bebé va como "colgado" cual marioneta, con las piernas rectas y colgando, sin posibilidad de adoptar una postura de "sentadito" sobre sus nalgas.... sin embargo, su peso va totalmente apoyado sobre sus genitales, lo cual le puede producir entumecimiento, pinzamientos, etc.

Las grandes marcas de puericultura tienen que dar cobertura a todas las necesidades de los futuros padres, pero en ocasiones y tal vez por desinformación, con sus fotos publicitarias no nos hacen ningún favor al poner a los bebés en contraposturas.

Para más información, podéis dirigiros a RED CANGURO, Asociación Española por el Fomento del Uso del Portabebés Página de Red Canguro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por pasarte!. ¡Gracias por tus palabras! :).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...