viernes, 24 de octubre de 2014

Sé generoso y presta tu ayuda

¿Qué tal va el otoño?, por aquí no nos dejan las altas temperaturas... el sol del día calienta a rabiar y todos huyen a la sombra. A este paso, llegarán las fechas navideñas y todavía estaremos con tirantes y manga corta. El día que por casualidad llueve algo, casi es una fiesta por aquí, pero después vuelve a apretar el astro rey y volvemos de nuevo a las andadas... A ver si el otoño se instala por fin que tenemos muchas ganas.

Y ahora, atacamos de nuevo otra semana y un nuevo Viernes de Reflexión.

El buda de la generosidad


"La buena gente brilla de lejos, 
como las montañas nevadas".


Imagen de la página Wiki del Amor

Un viejo proverbio indio asegura que "quien invita a un ciego, recibe a dos huéspedes". La generosidad es una virtud excelsa, propia de los fuertes, que Lao Tse sintetiza en estos versos:

El hombre de bondad superior es como el agua.
El agua en su quietud favorece a todas las cosas, 
ocupa el lugar despreciado por los hombres, 
y así está cerca del Tao. 
Su lugar es favorable; 
su corazón, sereno; 
su don, del agrado del cielo; 
su palabra, leal;
su gobierno, en orden; 
en sus empresas, capaz; 
sus movimientos, oportunos. 
Sólo la falta de quietud 
impide la superación. 


Ahora o nunca

En la entrada de algunos templos budistas tailandeses puede leerse la inscripción: "La ayuda tardía no es ayuda". La necesidad va, por naturaleza, aparejada a la urgencia. Por lo tanto, si tienes la intención de asistir a alguien, no te hagas esperar.

Creo que ésta es una entrada para os deje leer y pensar sobre lo leído, así que sólo me queda desearos, un ¡¡¡Feliz Fin de Semana!!!.


Nota: Capítulo sacado del libro "99 maneras de ser FELIZ y 99 recetas budistas para vivir con plenitud" de Gottfried Kerstin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por pasarte!. ¡Gracias por tus palabras! :).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...