viernes, 12 de abril de 2013

Seamos discretos

De nuevo Viernes, aquí estoy, no podía faltar a mi cita, a pesar de estar todavía renqueando con virus. Le decía hoy a una personita que estoy medio sorda, con un pitido horroroso en un oído, con molestias en el mismo, medio mareada y todavía con el pecho muy cargado, pero aquí estoy. Cada día un pelín mejor, aunque sea un poquito, y deseosa de desprenderme de toooodos los virus del invierno y que venga ya el buen tiempo de una vez por todas =D.

Vamos allá con el capítulo que nos toca, que éste tiene miga, pero mucha, mucha, mucha...

El buda de la discreción

"Así como el óxido se come
el hierro del cual sale, así sus
propios actos llevan al que se
compadece de sí mismo a su
desgraciada situación".

En su bestseller Las Nueve revelaciones, Jame Redfield plantea que en muchas conversaciones humanas existe, de manera socavada, una pugna por apoderarse de la energía de los demás. Para ello, los interlocutores pueden adoptar cuatro papeles distintos, entre los cuales está el llamado "pobre de mí".

Los que siguen este modelo tratan de acaparar la atención -y energía- de los demás a través de la autocompasión. Cuando halla un interlocutor que se presta al juego, el "pobre de mí" exhibe un impresionante catálogo de penas, con el fin de llevar al otro a su propio estado. No es extraño, por tanto, que tras una "sesión" con una persona de estas características nos sintamos exhaustos y vampirizados.

Además de evitar a estas personas, hay que estar vigilante ante esta misma actitud en nosotros mismos. Es mejor pecar de discreción que hacer de nuestras penas un escaparate, lo cual no hará más que aumentar su importancia ante los demás y ante nosotros mismos.

El método de la PNL

La Programación Neurolingüística (PNL) parte de un interesante supuesto: dado que en gran parte de nuestros procesos mentales interviene el lenguaje, al suprimir de nuestro vocabulario expresiones como "Si yo hubiera...", "No puedo..." o "Me encantaría...", estamos modificando también una pauta de comportamiento.

Imagen de la página universodecometas.blogspot.com

Siempre que puedo me gusta ayudar a los demás, al igual que me gustaría que me ayudaran a mí: "Haz con los demás lo que quieras que hagan contigo mismo", pero a veces, cuando te encuentras con alguien que parece que sólo te busca para contarte sus penas, cuando es continuo, cuando te hunde en la miseria, cuando te "vampiriza" y se lleva tu energía y te quedas fatal día tras día... entonces, debes mirar por tí misma/o y cuidar de tu persona. Si ocurre esto una y otra vez, debes poner espacio, tiempo, distancia, por tu bien...

No estoy diciendo por supuesto que le niegues a un amigo una ayuda, un hombro sobre el que llorar, que le niegues ser escuchado para que se desahogue, no, nada más lejos. Sólo que a veces, no es un amigo, es un conocido y parece que te busca sólo en sus malos momentos.

Nada más leerlo me he acordado de una chica que limpiaba en la oficina en donde yo trabajaba hace unos años. Iba a limpiar a primera hora y yo siempre he pecado de puntualidad (tanto que a veces me excedo y suelo estar bastante antes de la hora -por lo menos antes de tener un niño, jajaja-). Aquella chica tenía hijas y parecía que siempre le ocurría todo a ella y a su familia. Problemas, discusiones, malentendidos, enfermedades, enfrentamientos. Sólo me conocía porque yo trabajaba allí y comenzó comentando alguna cosa mientras yo comenzaba a trabajar y llegaban mis compañeros. Llegó un momento en que me esperaba y ya ella dejaba de trabajar y yo no podía ponerme con mi labor. Era una buena persona. Yo le escuchaba, comentaba, animaba... preguntaba de una vez para la otra. No obstante, intentaba comentar un poco y ponerme a trabajar. Pero ella me tomó como su paño de lágrimas y llegó un momento, en que yo me sentía fatal, después no me concentraba en el trabajo, me pasaba el día triste, decaída, sin ganas de nada... Un día, cuando llegué y aparqué el coche, justo enfrente de la oficina, levanté la vista y ví luz... ella estaba allí y estaría esperándome. Miré el reloj... todavía quedaba para mi hora de entrada. Suspiré y me quedé dándole vueltas a todo lo que me contaría, a cómo me quedaría yo y precisamente ese día, yo ya tenía bastantes problemas para cargar con más... No pude evitarlo, me sentí fatal al principio, pero después lo agradecí... me quedé en el coche con la radio puesta y esperando a que ella saliera para entrar yo a mi lugar de trabajo. Así continué haciéndolo y algún día que nos cruzábamos y le preguntaba, me comentaba por encima, pero poco más. Aún hoy pienso que hice lo mejor, aunque no me terminó de agradar mi forma de hacerlo.

Debemos positivizar, eliminar de nuestro vocabulario frases del tipo "No puedo", "No sirvo"... no hace mucho, algo así como un mes, yo comencé a decir una de estas frases, en un Curso de Fotografía del que hablo en mi Cuaderno, pero la personita a la que le dedico la entrada de agradecimiento (sabréis de qué hablo si pincháis sobre "Cuaderno"), me recordó que yo podía, me enlazó por facebook una entrada con un vídeo y después lo puso también en el curso, para mí y para todas. Y sí, claro que pude, con su ayuda, con empeño, con tenacidad.

De la misma forma, debemos rodearnos y compartir con personas con las que tengamos cosas en común, nos sintamos a gusto, disfrutemos, porque nos enriqueceremos unos a otros.

Seamos positivos, ayudemos a los demás y a nosotros mismos, pero no nos "regodeemos" en nuestras desgracias, porque les daremos demasiada importancia y no nos dejarán apartar las nubes para ver las estrellas.

12 comentarios:

  1. No me puedo perder tu cita de los viernes! Me encanta! Soy mucho de esta filosofía... conozco varios casos de gente tóxica en ese sentido que comentas y son agotadores, te quitan hasta tu energía!
    Además de no aportarte nada, te hacen una sangría espiritual, porque incluso aunque intentes contagiarlos, es imposible porque ellos son los primeros no interesados. Sinceramente creo que buscan ser centro de atención, porque no creen que puedan serlo con la vida que tienen... y en todos los casos creo que se equivocan! A mí me enferman ellos, y los que son incapaces de ver su estrategia y los siguen alimentando.
    Feliz finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Guapísima Mamá qué sabe =D. La verdad, no sé si pretender ser centro de atención... yo creo que la mayoría no se dan cuenta, que están inmersos en sus penas o sus agobios y de ahí no salen... es complicado, porque a veces la vida te pone en unas situaciones de las que no sabe uno cómo salir... Pero de ahí a hundirse y a hundir a los demás, va un mundo; ese es el problema, que te cogen como tabla de salvación y te hunden a tí también. No podemos permitir que nos hundan, nosotros ya tenemos problemas y luchamos por mantenernos a flote, no podemos cargar también con los problemas de los demás.

      Muy Feliz Finde Guapa!!!.

      Eliminar
  2. Me ha gustado muchísimo esta entrada. Es para leerla varias veces y profundizar en cada palabra. Tienes toda la razón, acomodarse en la pena es el camino fácil.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya decía yo que este capítulo tenía mucha, pero que mucha miga Raquel. También me da la impresión que a alguien no le puede gustar, que se lo puede tomar a mal e incluso que le parecerá mal la forma en que actué, pero... yo tenía muchos problemas y no se los contaba a ella, realmente a mí no me conocía... Es complicado, pero ante todo y sobre todo, uno debe quererse y cuidarse para poder después cuidar a los demás.

      Muchísimos Besotes!!!.

      Eliminar
  3. Cada entrada tuya que leo me gusta y me sorprendo cuando leyendo la siguiente descubro que todavía me gusta más :D Esta especialmente me parece muy acertada. Hace un tiempecito que me cuido de ser positiva, buscar el lado bueno en todo, y proyectarlo a los demás. Y mira que la vida a veces te lo pone difícil, eh? pero muy difícil. Gracias por ayudarme en el proceso.
    Buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes cuánto me alegro de estar ayudándote tocaya =D. Como dices, la vida a veces nos lo pone terriblemente difícil, es una prueba tras otra. Lo suyo es vivir el momento y actuar en ese momento... a veces tan fácil, otras tan complicado. Aquí nos encontramos todos, en el examen del día a día ;).

      Besotes y muy Feliz Finde!!!.

      Eliminar
  4. Inma,

    No me pierdo tus entradas de los viernes. Todavía sigo dándole vueltas a la del otro día.. =D
    Hace tiempo leí "Las nueve Revelaciones" y recuerdo que me llamó muchísimo la atención cuando hablaban de los tipos de personalidades. Que quieras o no todos manifestamos. Creo que es bueno desahogarse y tener un hombro o varios en un momento determinado para poder compartir una preocupación. Y es bueno saber que contamos con personas para ello. A veces cuando nos encerramos tanto no vemos las miles de posibilidades que hay para esa situación.
    Con lo que tenemos que tener cuidado es ser vampiros energéticos. Me he encontrado con gente que solo les gusta hablar de sus tragedias y que parece que toooodo lo malo del mundo les sucede a ellos. (Y es así. Porque hasta que no cortamos el círculo vicioso de hablar en negativo todo se sigue manifestando como lo "pedimos") Ahhh y porsupuesto siempre es culpa de los demás o de la mala suerte. Pasando por alto el gran potencial que tenemos para tomar las riendas de nuestras vidas y ser felices. Siempre es más fácil victimizarnos. Porque a veces es la única manera de que nos presten atención.
    Entiendo lo que comentas de tu experiencia. Creo que hiciste bien. Es que a mi me ha pasado de quedar agotada y preocupada y amargada por escuchar a alguien así. En mi caso tengo una persona bastante cercana que logra afectarme mucho. Desde hace algún tiempo cambié mi actitud y su discurso también ha cambiado.
    Un besito guapa, y gracias por compartir.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tu forma de pensar, tu filosofía Iorana =). En muchos aspectos te tengo como "mi chica Zen", jejeje ;D. Curioso lo que cuentas... una persona cercana con la que cambiaste tu actitud y ella también cambió, eso es toooodo un logro, seguro que con tu acción os habéis visto beneficiadas ambas :). Chapeau por tí!!!.

      Muuchos Besotes!!!.

      Eliminar
  5. He disfrutado la lectura desde la primera a la última línea. Leí el libro de Las nueve revelaciones, pero no me acuerdo bien. En cualquier caso recuerdo esa sensación que explicas de ir perdiendo fuelle y fuerzas según pasa el día, y es por esto que cuentas (aunque era por trabajo) y la verdad es que resulta agotador. Qué lio... en fin. Un beso guapetona :)) Y mucha energía ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chiqui:

      Es curioso porque yo creo que hace mil años también me leí este libro, pero casi no me acuerdo :(... sin embargo me acuerdo muuucho más de El Alquimista, El Caballero de la Armadura Oxidada... Sea como sea, es importante no dejarse absorber esa energía y ser positivos para "echar" fuera las malas energías ;).

      Muchos Besotes!!!.

      Eliminar
    2. Gracias a TÍ por pasar y comentar!!! :-*.

      Eliminar

¡Gracias por pasarte!. ¡Gracias por tus palabras! :).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...