viernes, 22 de marzo de 2013

Cuando la soledad te carga de energía

Nuevo Viernes y llega el momento de mi cita con mi librito... el capítulo que llega es el de la soledad, esa que ya no encontramos cuando nos convertimos en madres, jajaja. Hace poco ví una foto que circulaba por Facebook y que me hizo muchísima gracia, porque se veía una pequeña manita que asomaba por debajo de la puerta del aseo, jajaja, no hay forma de "esconderse".

Vamos a ver qué dice el capítulo:


El buda de la soledad

"Que cada uno de vosotros
sea su propio refugio, ¿qué otro
refugio podría haber?".



En un mundo dominado por el ruido, las aglomeraciones y los contactos sociales de compromiso, la soledad adquiere para muchos connotaciones negativas. Como si el ser humano hubiera olvidado qué es estar solo, en silencio, entre cuatro paredes. ¿Es miedo a pensar? ¿...a que se venga abajo el castillo de cartas de una vida superficial?.

Bien al contrario, estar con uno mismo es una necesidad para la mente y el espíritu que, fatigados del roce con lo terrenal, buscan un espacio de descanso para que puedan aflorar la calma y la creatividad.

Einstein decía que la vida solitaria en el campo le había enseñado "cómo una tranquila monotonía estimula la mente creativa".

Puesto que no todo el mundo tiene la oportunidad de trasladarse al campo para ponerlo en práctica, resérvate un tiempo cada día -por ejemplo, al regresar del trabajo- para recogerte en silencio. Apaga el televisor, desconecta el teléfono y enciende tu luz interior.

Vacaciones para el alma

Si te sientes estresado por el trabajo, o por una situación personal complicada, intenta tomarte unos días libres para hacer una cura de silencio en un monasterio o centro de retiro budista. Volverás rebosante de energía y con nuevas ideas para afrontar tus retos.

Aquí no se trata de "estar solo", de tener una soledad obligada y triste. Se trata de encontrarse con uno/a mismo/a. Cuántas veces estamos en casa y tenemos puesta la televisión sin prestarle atención, sólo por oirla, porque nos "acompaña".

En otro sentido, ¿cuántas veces rodeados de gente nos hemos encontrado solos?, ay no he podido evitar pensarlo, esto no es sobre lo que trata el capítulo, esto es muuy triste, o me lo parece a mí, así que, a centrarme...

Por lo general no nos gusta estar solos, pero necesitamos nuestro refugio, nuestra islita de intimidad, de recogimiento. Esos momentitos de recogimiento con nuestros pensamientos o sin ellos, sólo "recogidos", no encuentro mejor palabra que lo defina.

En ocasiones lo buscamos, lo necesitamos y nos vamos a dar una vuelta, o salimos a la terraza a respirar, a observar... tal vez pensamos en darnos una ducha tranquila y relajada. Quien practique yoga, relajación, meditación... buscará esos momentitos para respirar, para interiorizar.

Es tan complicado encontrar unos minutillos de recogimiento desde que me convertí en madre... lo de la mano por debajo de la puerta del baño, en mi caso se traduce en un cabeza que asoma, que empuja la puerta, que habla y habla y que quiere estar allí conmigo e incluso echárseme encima, jajaja. Es tan sumamente raro darme una ducha yo sola y tranquilaaaaa. Las pocas veces que lo he hecho, da la impresión de que me expando, no exagero, de verdad, siento tanto espacio a mi alrededor que me parece extraño; es una sensación muy rara. Y si ya se trata de una mañana soleada, que los rayos del sol entran por la ventana del baño, la sensación se incrementa de una forma bestial, si, así, Bestial.

La mente necesita recogerse, pero el cuerpo también. Habrá gente que verá lo del retiro a un centro budista o al campo y, sólo de leerlo, se pondrá nerviosa. Pero tras los primeros momentos de nerviosismo, tras la lucha con uno/a mismo/a, tras encontrarnos y conectar con nuestro yo interno, conforme dice el texto, la persona estará llena de energía.

Deseandito estoy yo de irme un día a campear, si tal cual, a pasear por la naturaleza, porque aunque no sea sola, me recargo de una forma bárbara, sólo de ver, de observar, de respirar....

Esperaremos a las vacaciones del cole de Semana Santa para buscar lugares por donde pasear y recargarnos de energía.

¡Feliz Fin de Semana!.

13 comentarios:

  1. Genial! como me gusta pasar por aquí los Viernes... y siempre!!
    Qué importante es estar solo y sentirse tan agustito, necesario sin duda.
    Un abrazo enorme Inma! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de que te guste pasar por mi rinconcito Elisabet. Yo últimamente no tengo tiempo de pasar casi por aquí y menos de pasar por los vuestros :(. Es importante sentirse a gusto con uno/a mismo/a, encontrarse en soledad y no tener miedo de ello.

      Feliz Fin de Semana, Preciosa!!!.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado Gastro Cenicienta =.

      Feliz Finde y Besotes!!!.

      Eliminar
  3. Yo sí que necesito aunque sea media hora para estar sola ;)
    Buen finde guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Media horita, qué bien nos vendría, eh Marián?, jejeje. Tal vez podría organizarse para que fuera una vez a la semana, no sé, es cuestión de ver cada uno/a sus posibilidades y de organizarlo, porque ciertamente, es necesario ;).

      Feliz Finde y Muchos Besotes!!!.

      Eliminar
  4. A ello voy. A la vuelta os cuento.
    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho Raquel, te va a venir Genial segurísimo!!!. Espero vengas muuuuy recargada y positiva =).

      Muchísimos Besotes Guapa!!!.

      Eliminar
  5. Cuánto me sirven tus entradas! Me parece imprescindible un ratillo de soledad de vez en cuando... mis "de vez en cuando" a veces son muy espaciados pero igualmente útiles y necesarios. Y conectarte con la naturaleza es lo mejor aunque nunca lo he hecho en soledad.

    Un beso y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te vengan bien estas entradas Inma. Aunque sea de vez en cuando, siempre viene bien, lo suyo sería que fuera... más a menudo, pero bueno, ya se dará el caso, digo yo ;). Lo de conectarse con la naturaleza... pues tal vez algún pequeño paseo, aunque sea un ratito un día y por un parque... algo es algo.

      Muchos Besotes!!! y espero que hayas tenido un feliz finde.

      Eliminar
  6. Cuanta razón la verdad. Es difícil encontrar soledad de la buena, de esa de la que hablas, porque solos rodeados de gente nos sentimos mucho y muy a menudo. O yo no lo llamaría soledad sino introspección.
    Buen finde guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez tengamos que estar solos para poder realizar una introspección Piruli, o también puede depender de la persona y de su capacidad. La otra soledad... el encontrarse solo con mucha gente alrededor, a voz de pronto, me resulta muy triste :(. Es mucho mejor poder elegir la soledad ;).

      Besotes!!!, espero que haya sido un buen finde.

      Eliminar
  7. Se que no te refieres a eso y que quizás tu, por vuestra situación familia, no gices de esos momentos de soledad pero estoy segura de que muchas de las amigas que han.comentado arriba si tienen momentos de soledad aunque quizas no son conscientes de ellos. desde que dejo a david en el cole estoy sola,.si bien no todo el tiempo porque a veces estoy con amigos a traves de face, wastap...pero.hay otros muchos momentos en los que estoy sola. haciendo de comer, limpiando...y entonces aprovecho para regodearme en esa tan ansiada soledad. Dejo.mi mente en blanco y divago por mi interior. A mi me ayuda
    un beso preciosa.

    ResponderEliminar

¡Gracias por pasarte!. ¡Gracias por tus palabras! :).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...