miércoles, 20 de abril de 2011

¿Por qué utilizar Portabebés tradicionales?

Porque en muchas ocasiones las cosas sencillas y "de toda la vida" son las mejores, por muchas vueltas que le demos. Sin embargo, por regla general, se intenta siempre innovar y/o añadir y, en algunos casos, no es necesario. Este es el caso, según mi opinión, de los Portabebés.

Desde que el hombre es hombre, ha trasportado/porteado a sus bebés y hasta el siglo XIX, no se inventó el hoy archiconocido "carrito de bebés". No por ello, los más infantes han estado menos atendidos y "cómodos", más bien todo lo contrario, puesto que iban pegaditos a la madre y ésta podía atender prontamente sus necesidades. Hoy en día, hay muchos países y culturas donde todavía se utilizan los Portabebés tradicionales. Y da que pensar, que en un país como China, donde el colecho y los Portabebés son algo cotidiano, no se conozca el término de Muerte Súbita del Lactante, puesto que no se dan casos.

Muchas grandes marcas de puericultura intentan abarcar todas los productos posibles y necesarios para la futura mamá y su bebé, pero en ocasiones, y en el caso que nos ocupa de los Portabebés, no están suficientemente bien informados y/o asesorados, encontrándonos Portabebés poco más que "ortopédicos" que son incómodos para porteador y bebé e incluso, perjudiciales; que promocionan fotos de sus artículos con bebés "cara al mundo", postura nada recomendada y contra natura y que además, son productos que sólo pueden ser utilizados unos pocos meses, como mucho, en el mejor de los casos.

¿Y cuáles son los Portabebés tradicionales?, pues los fulares portabebés (especialmente tejidos para ello, no siendo telas convencionales, como algunos podrían llegar a pensar), las bandoleras de anillas, los mei tais (de origen asiático), los pouch y las mochilas ergonómicas, que existir, existen (Manduca, Patapum, ABC, etc.). Y estos Portabebés no sólo pueden ser utilizados desde el nacimiento (muchos de ellos), y pueden ayudar al establecimiento y continuidad de la Lactancia Materna, sinó que además nos sirven para llevar a nuestros bebés a lo largo de su crecimiento y mientras sean susceptibles de "tener" en brazos en algún momento.

Por contra, ahora "lo normal" no es ver estos Portabebés. Al igual que lo normal sería, por ejemplo, una agricultura ecológica respetando el crecimiento natural de las plantas y sus frutos y sin productos que dañen o puedan dañar nuestra salud; sin embargo, esto se realiza nuevamente ahora y se debe poner la etiqueta de "biológico" o "ecológico" para informar sobre ello.

En mi caso, si hubiese conocido antes estos Portabebés, hoy muy posiblemente mi hijo todavía sería amamantado (la OMS recomienda la Lactancia Materna como único alimento hasta los 6 primeros meses de vida, continuando con ella hasta los 2 años, e incluso, si es posible, hasta los 5 años). Con un bebé de alta demanda, con cólicos contínuos durante todo el día y comilón como él solo, con un Portabebés sencillo y tradicional hubiera podido tener los brazos libres, sin dejar de atenderle, mientras él mamaba, para poder moverme por casa, realizar tareas y, entre otras muchas cosas, alimentarme "a mis horas" y "adecuadamente", además de que hubiesen mejorado de forma extraordinaria sus cólicos y su inquietud. Por suerte, aún tuve ocasión de conocerlos y utilizarlos, y de mejorar y disfrutar otros cosas con mi hijo, posiblemente tan importantes aunque distintas de la lactancia materna y relacionadas con su evolución psicológica, carácter y empatía. Siempre es momento de dar un cambio y de hacer mejor las cosas y, si puedo hacer que otras mamás disfruten de ello y se sientan mejor, los beneficios se multiplican en bienestar para todos.

Bebés en Brazos = Bebés Felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por pasarte!. ¡Gracias por tus palabras! :).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...